.

Si antes no pasa otra cosa; para que Peña deje los Pinos faltan

¿Qué se va a acabar primero?

jueves, 13 de octubre de 2016

"Los antiguos mexicanos" de Miguel León-Portilla

"Los antiguos mexicanos" de Miguel León-Portilla es un muy hermoso libro. Hace una exposición muy completa de los principales aspectos de la cultura nahua. Una creencia generalizada es que solamente los mexicas eran la cultura nahua, pero la realidad es que éste fue el último grupo en asentarse en el Valle de Anáhuac. Antes que ellos llegaron otros grupos de la misma lengua, el náhuatl; que se estableceron alrededor del Lago de Texcoco. Todos ellos son nahuas y además los señoríos de Huexotzinco y Tlaxcala.

El autor inicia el libro con los toltecas, pueblo de grandes artistas, que dejaron vestigios tan impresionantes que los pueblos que les precedieron buscaron ostentarse como sus descendientes.

En los capítulos siguientes, León-Portilla hace una glosa muy interesante de el sistema de escritura y numeración de estos. pueblos.

Como los mexicas fueron el grupo dominate del mundo nahua, el autor dedica varios capítulos a explicar como un pueblo nómada, expulsado de todas partes, se convirtió en un gran imperio en menos de un siglo. La explicación de esto radica en un gran líder (que por cierto nunca quiso ser Huey Tlatoani-el equivalente a un rey-), Tlacaelel, que hizo una gran reforma cultural y religiosa, de tal manera que le dio a los mexicas una gran autoestima al modificar los documentos históricos y crear la versión de que eran herederos de los toltecas y les dio sentido existencial mediante el culto a Huitzilopochtli al hacerlos el pueblo que alimentaba al sol mediante la guerra.

Pero León-Portilla no ha querido dejar la impresión de que el nahuatl solamente era un mundo místico-guerrero. Ante esta, que podríamos llamar, ideología había una fuerte oposición que permeaba desde todos los pueblos nahuas hasta el interior mismo de la Gran Tenochtitlan.

Esa ideología alternativa a la mexica sostenía que no era la guerra sino las artes lo que acercaba a los seres humanos hacía la divinidad, para los iniciados más avanzados de esta ideología, Hutzilopochtli y el resto de los númenes a los que el pueblo rendía culto eran demonios que estaban en contra de el único dios: Tloque Nahuaque, Dueño del Cerca y del Junto; el Dador de Vida, El Que se inventa a sí mismo.

Lo efímero de la existencia era una gran preocupación del mundo nahua; cómo lograr que el ser humano hiciera algo perenne, algo enraizado en el mundo, fue una de las grandes preguntas que los sabios de esos tiempos se dieron a la tarea de responder.

La respuesta que encontraron es que solo el in xochitl, in cuicatl es perenne , enraizado en el mundo y salva al ser humano de su efímera existencia. Esta expresión nahuatl se traduciría literalmente al español como "flores y canto", pero en realidad era , según yo (jé), una fusión entre la poesía y la filosofía. Todas las cavilaciones, reflexiones y conclusiones de los sabios nahuas se expresaban mediante poemas, mediante flores y canto, y eso los acercaba a la divinidad y los salvaba.

Pues que te digo, que disfrute mucho leer este libro y que por supuesto te lo recomiendo ampliamente.

No hay comentarios.:

Temas afines que se han publicado en este blog:

Related Posts with Thumbnails