.

.

¿Qué se va a acabar primero?

martes, 31 de marzo de 2020

Corea detuvo al COVID-19 sin parar su econompía. Cubrebocas para todos.

Al parecer, los paises asiáticos han capoteado mejor la pandemia de COVID-19, posiblemente porque se trata de regïmenes más autoritarios que los occidentales y porque sus pueblos suelen ser más disciplinados.

Corea, al igual que Japón no tuvo que aplicar el cierre de establecimientos, ni sus gobiernos fueron presionados para que lo hicieran.

Resulta que la Organización Mundial de la Salud (OMS), advirtió, por lo menos desde marzo del año pasado de la inminencia de una nueva epidemia de influenza, en ese entonces no se sabía donde surgiría ni cuando, pero antes de que digas (en caso de que seas conspiracionista), "¡Qué casualidad que ya lo sabían!", te diré que los virus son entes que mutan y evolucionan prácticamente todos los dias, que la invasión de nuevos territorios para su explotación por parte de los seres humanos lo ponen en contacto con virus con alta probabilidad de atinarle en su evolución a la manera de infectarlo, sumado esto al cambio climático, fueron indicios claros para los especialistas de la OMS del desastre que se avecinaba y que ahora vivimos.

El caso es que la OMS lo advirtió y Corea la escuchó y se puso a formar una empresa especializada en fabricar equipamiento médico, como cubrebocas, trajes aislantes, gafas, guantes, mascarillas y equipos de hospitales como respiradores. Cuando se tuvo noticia del primer caso de COVID-19 en China los coreanos se dijeron: "este es", y desarrollaron pruebas más rápidas que la china para detectar el coronavirus, desarrollaron aplicaciones para seguir por GPS a los infectados y advertirles a las personas con las que tuvieran contacto y con esas aplicaciones mapeaban las ciudades y la gente tenia a sus disposición la información sobre en que sectores y cuantos infectados había.

Pero no solo eso, los coreanos pudieron continuar con su actividad económica porque le dijeron a la población, además de que se lavaran las manos y no se tocaran la cara, que no debían hablar en el transporte público, y la gente obedecía. Otra medida era que en los restaurantes las personas se sentaban del mismo lado de la mesa para evitar hablar una frente a otra.

La empresa de equipamiento médico hizo cubrebocas para toda la población y la orden era usarla cuando salieran a la calle, cuando estuvieran en su trabajo y cuando estuvieran en su casa, todo el día. Esto choca con lo que las autoridades sanitarias han dicho en México respecto a que el cubrebocas no le sirve a las personas no infectadas, el pedo es que en la primera fase el COVID-19 no produce síntomas, en Corea se hicieron pruebas masivas, pero en México se aplicó el filtro de los síntomas, ahora, si el infectado no sabe que lo está, se la pasa contagiando hasta que se le haga la prueba, pero esto se podría evitar si infectados o no infectados, confirmados o no confirmados usaran cubrebocas.

Temas afines que se han publicado en este blog:

Related Posts with Thumbnails