.

Si antes no pasa otra cosa; para que Peña deje los Pinos faltan

¿Qué se va a acabar primero?

lunes, 31 de octubre de 2011

Halloween vs Día de Muertos

Los orígenes de la fiesta de Halloween se remontan a los antiguos celtas, cuando el 31 de octubre los espíritus de los muertos abandonaban los enterratorios para apoderarse de los cuerpos de los vivos y así resucitar. Ante esa amenaza los celtas vestían sus casas con objetos de desagradable apariencia, como huesos y calaveras, para ahuyentar a las ánimas.

Al conquistar los territorios celtas el imperio romano esas historias se fundieron con las festividades de Pomona (diosa romana de los árboles frutales) que se celebraban en la misma época y el resultante fue un sincretismo pagano-religioso que la Iglesia católica anuló y dio origen a la efeméride de Todos los Santos, con fecha el 1 de noviembre.

En Inglaterra este día se conoció como All Hallows' Day, según la traducción literal y se convirtió en una celebración muy popular por lo que la gente acostumbró a festejar también la noche anterior, o sea All Hallows' Eve (víspera de Todos los Santos). De allí surge la palabra halloween para indicar la víspera del Día de los Santos.

Este festejo fue introducido en Estados Unidos a mediados del siglo 19 por los inmigrantes europeos que luego por el desarrollo comercial, el cine y la globalización, se encargaron de difundir en muchos países occidentales.

En muchos países, los jóvenes también aprovechan la oportunidad para organizar fiestas de disfraces alusivas(...)


Día de los muertos. Los orígenes de la celebración del Día de Muertos se encuentran en las antiguas culturas de los aztecas, mayas, purepechas, nahuas y totonacas que durante 3.000 años hicieron rituales dedicados a sus ancestros para esa fechas. Estos rituales simbolizaban la muerte y el renacimiento que en la época prehispánica se representaba con los cráneos de los muertos. El 1 de noviembre regresan las almas de los niños y el 2 las almas de los adultos(...)

Fuente:La Voz del Interior

Se explica entonces la cercanía entre las dos celebraciones, su sincretismo con la ideología judeo-cristiana y su ubicación dentro del calendario: el inicio de la época de cosechas a los ojos de los antiguos era una clara muestra del morir y renacer con que la naturaleza preserva, transforma y da sustento a la vida.

También se puede inferir del texto de allá arriba que hay una diferencia clara en el punto de vista sobre la muerte entre las culturas anglosajonas y las mesoamericanas: mientras que para una, los muertos son seres malignos que regresan a este mundo a robarle el cuerpo a los vivos y hay que ahuyentarlos con horripilancias como telarañas, huesos, despojos humanos y burlones rostros hechos con calabazas y, en caso de tener que salir esa noche hay que hacerlo disfrazado de ser maligno para que los muertos que regresan a este mundo se confundan y tomen al vivo por muerto y no le roben su cuerpo; para los otros son seres que vienen a visitar a sus familiares y amigos y hay que ser hospitalarios con ellos, arreglar la casa como para una fiesta, ofrecerles sus platillos favoritos, su aficiones, su música preferida, señalar su lugar con una foto y recordar los viejos buenos tiempos de cuando estaban vivos.

Los descendientes de las culturas mesoamreicanas, a diferencia de los anglosajones, no pretenden engañar a los muertos con disfraces; entablan amistad con la Muerte misma, bailan, cantan, beben y se van de parranda con ella y ya entrados en confianza hasta le ponen apodos como La Catrina, La Calaca, la huesuda, etc. no es que el mexicano se ria de la Muerte, el mexicano se rie con la Muerte.

El cine ha globalizado ya el punto de vista anglosajón sobre la muerte, hay todo un subgénero cinematográfico que presenta a los muertos como seres horribles con los que no se puede razonar ni negociar, ávidos por devorar a los vivos, seres a los que lo mejor que se les puede hacer es volarles la cabeza con balas expansivas, mientras mayor sea su calibre mejor. El subgénero de zombis casa muy bien con el punto de vista anglosajón y su imposición en la cultura popular mundial es un proceso que parece imparable, más para un país vecino de la máxima potencia anglosajona.

¿Cómo puden convivir dos puntos de vista sobre la muerte diametralmente opuestos en un pueblo? ¿Cómo pueden las personas celebrar ritos tan contradictorios y quedarse tan tranquilos? Es muy fácil, solamente se adopta lo superficial, las personas que en México celebran Halloween no se detienen a reflexionar ni a informarse sobre el fondo ideológico de la celebración; haz una pequeña prueba, a todo chico que veas disfrazado y a todo adulto que veas que lleva a sus hijos de Halloween pregúntales qué quiere decir Halloween, te puedo asegurar que la inmensa mayoría dirá."Noche de Brujas", respuesta incorrecta como se demuestre en el texto de allá arriba. Y sobre la no tan sutil diferencia entre los puntos de vista alnglosajón y mesoamericano, mejor ni preguntar. La gente se entrega a la moda que impone el cine o como decía el maestro José Martí, a ser imita-micos.

6 comentarios:

Carlos A. Romero C. dijo...

Toda la cultura se basa en imitación. Hasta la de los pueblos precolombinos+conquistadores, que México heredó y que poco a poco va mezclando. No existía la tele ni el cine, pero se transmitía de boca en boca y de pueblo en pueblo. El caso viene a ser el mismo.
Y si le preguntas a cualquier adulto que ponga una ofrenda, tampoco creo que se sepa toooda la historia. Empate de nuevo.
Pero a final de cuentas ¿todo esto que muestra? Si hiciéramos una encuesta cada día que se celebra algo, seguro una muy buena parte de la gente no se sabe la historia completa (y no digas de Jalogüin o de Día de Muertos, pasa hasta en día de la Independencia o el 5 de mayo...) La verdad es que no es de sorprenderse que la gente festeje porque está chido echar desmadre, no porque conmemore con todo el corazón...

No es que esté contra las "tradiciones mexicanas" ni nada, es que creo que ese término es muuy ambiguo. El vestirse de Chavo del 8 en Jalogüin, no cuenta ya como tradición mexicana? El día de muertos, de influencia española-católica también, cuenta como mexicana porque... ah... por que lleva más tiempo acá?
La cultura se transforma, por las influencias que quieras, y querer separar un cacho de ella como la pura mexicaneidad y el otro cacho como la influencia del cine, creo que es algo medio chauvinista. Digo, no sé, a todo esto subyace mi creencia de que no veo cómo una tradición sea intrínsecamente mejor que la otra, por lo cual me quedo sin ver por qué tenemos que protejer con los dientes una de la otra... En fin, yo soy de los que creen que una buena parte de estas festividades ya perdieron todo su significado y más bien echa desmadre. Aunque este año no eché desmadre, pinche Jalobuin en biblioteca.
(Por cierto que también el género de peliculas-de-zombis-donde-se-parodian-a-las-peliculas-de-zombis ya existe, jajaja)

El Indio Cacama dijo...

jeje sí cuenta, de hecho eso me recuerda algo que alguien escribió sobre el carácter pocho de Tin-tán en el que dice: no es sumisión comer hot dogs si les ponemos pico de gallo o guacamole...
De todos modos creo, y no es chovinismo, que perder rasgos culturales es precisamente eso: una pérdida, y preservar las tradiciones es presentar resistencia al colonialismo mental.

Carlos A. Romero C. dijo...

Pero no es tan claro que sea pérdida fatal, a final de cuentas ganas otra cosa--más cultura. Lo del colonialismo no veo a qué viene, como si ver pelis de zombis nos predispusiera a decir "vivan los gringos! que nos invadan!" Igual más bien es una onda medio fálica--"si implementamos aspectos de su cultura ¡ya nos cojieron!"
Es algo curioso y que se podría pensar más, que eso funcione solo en aspectos meramente estéticos de la cultura. Por ejemplo, en tecnología es tonto quejarse de que le copiemos la tecnología a los franceses (¿el metro?), o a los japoneses o a los alemanes o a los gringos. En religión sólo los fundamentalistas están cerrados, los ateos suelen ven toda religión como una estafa; y aparte siempre hay alguien que quiera creer cosas extrañas, vengan de donde vengan. Pero cuando se tata de tradiciones festivas, muchas veces parece que el mexicano no puede siquiera pensar que eso se pueda mover; hasta que sus hijillos, que no estan tan educados en eso, compran dulces de jalobuin por que asi lo vieron en la tele y el papá cede porque son sus hijitos.

A final de cuentas es natural que haya influencia entre las culturas de paises tan cercanos como EU y Mexico, y que ante eso uno tenga la tendencia psicológica a proteger "lo suyo". Mi punto es que esa tendencia es sólo eso--una manera en que nuestra manera de pensar esta diseñada--pero no veo que apunte a un hecho realmente valorable, ya sea moralmente o de otra forma. La idea de que "nuestra cultura es quien somos" y que para protegernos debemos proteger nuestra cultura creo que es algo endeble--de nuevo, la cultura casi por definición es mutable y adaptable. Nadie se queja de que hayamos perdido los penachos, o que hayamos perdido el "tradicional" guajolotero en favor del pesero Mercedes Benz ecológico.

En fin, sé que mi postura es algo radical, justo por esa tendencia psicológica que menciono. A final de cuentas la idea de que pertenecemos a algo--a "mi cultura", "mi país", "mi tradición", "mi grupo social", "mi banda de colegas"--funciona bien chido en ciertos aspectos, como la típica anécdota del mexicano turisteando en el extranjero (regularmente, Europa) que se encuentra a otro mexicano en un bar y se ponen pedos juntos y cantan Cielito Lindo o esas mamadas, jaja. (Otro ejemplo de cuánto nos sirve sentirnos unidos a una tradición es el libro que luego se hizo peli, Persepolis, de Marjane Satrapi). Pero bueno, de nuevo, a final de cuentas solo es una tendencia psicológica que no tiene un fundamento, digamos, realmente valorable, y creo que esa es mi crítica. Seguro no todo el que se sienta orgulloso de ser mexicano o iraní o dominicano es un nacionalista radical dispuesto a pegarse bombas en el pecho, y en esa medida no es que el nacionalismo sea per se dañino (aunque haya casos radicales, claro), sólo creo que es injustificable a un nivel más profundo. Pero bueno, "cadayquien" como dice mi abuelita, jaja. FELIZ DIA DE MORIDOS!

bortagoras dijo...

Jajaja, te pasas C, que no entiendes que es el sentido de identidad lo que define a las personas, digo, conozco gente que se toma muy en serio los clasicos del Real Madrid/Barcelona, por favooor!!!

Ahora, objetivamente tienes tooooda la razon, del Dia de Muertos solo el origen prehispanico (per se) es lo quizas unico 100% mexicano, ni siquiera la fecha es correcta (era a inicios de agosto), ni las catrinas, ni las cruces, ni las calaveritas que derivaron del colonialismo, un sincretismo de costumbres extranjeras adoptadas durante todo este tiempo.

Ahora, si la queja de Ernesto es porque adoptamos cosas extranjeras en defensa de lo "nuestro" pues ahi si esta mal, porque le esta negando el enriquecimiento de la tradicion que es lo que ha venido sucediendo desde siempre, con tooooodo. Digo, no porque comamos kebabs dejaremos de comer tortillas, de hecho al parecer, los tacos al pastor nacieron de la cruza del donner kebab y las tortillas http://en.wikipedia.org/wiki/Doner_kebab

Carlos A. Romero C. dijo...

si cabron, un kebabcito de shawarma (=dönner kebab) es lo más cercano a unos buenos tacos de pastor (que todo mundo los toma como super mexicanos, y ya ven, son árabes de origen!!). ya se me antojó bien cabrón, lo bueno es que cerca del depto de filos hay un puesto de comida árabe, a ver si venden

ahora, por qué creer que sólo lo mexica es mexicano? todos hemos pensado eso en algun u otro momento, pero digo, aunque es cierto que esa banda (mexicas) fueron los primeros estando aquí, con tanta cruza racial, no creo que sea justo decir que sólo los mexicas sean mexicanos. si te vas a ciertos lugares de méxico (p.ej. el bajío) predomina la etniticidad caucásica; por otro ejemplo, en el golfo hay mucho afrodescendiente, y seguro también son mexicanos! es lo que digo, la cultura es esencialmente mutable y combinatoria :D

El Indio Cacama dijo...

Lo que ahora es México es muy distinto a lo que fue en tiempos prehispánicos; podemos decir que en tiempos prehispánicos México no existía. Para los habitantes del territorio en el que actualmente se asienta lo que conocemos como México, la única región que podía llamrse así es una porción de lo que actualamente se conoce como Ciudad de México, es decir México-Tenochtitlán y México-Tlatelolco. A partir del desembarco de Hernán Cortés en Veracruz se empieza a gestar la formación de una nueva nación y ésta es el México actual. Tal gestación está aun en proceso y en ella intervienen aportaciónes genéticas y culturales muy diversas.
En el mestizaje mexicano participan, no solamente las raices mesoamericanas y españolas, sino además hay presencia africana, semita, china, etc. Cada una de esas aportaciones además trae consigo sus particularidades culturales; por eso se puede rastrear el origen de muchas tradiciones mexicanas hasta otras latitudes; efectivamente los tacos al pastor provienen del kebab, el cabrito de la comida kosher, las piñatas de China, las pastorelas de Italia, los sones veracruzanos de África, el mole, los tamales y el pozole actual son distintos a sus antecedentes prehispánicos porque en este territorio no había cerdos, ni pan, ni ajonjolí.
Así que es inexacto decir que lo prehispánico es 100% mexicano, porque en esos tiempos los únicos que se llamaban mexicanos eran los habitantes de México-Tenochtitlan y México-Tlatelolco.
Tal vez no supe expresar mi punto de vista, no condeno a nadie por adoptar costumbres ajenas, solamente señalo la contradiccón entre dos tradiciones y sí me parece reprobable que se adopte lo ajeno sin preocuparse por saber su origen. Si el objeto de festejar Halloween es solamente echar relajo, está bien, de hecho en la festividad mexicana también hay mucho relajo, allí están las calaveras literarias como ejemplo. También hay elementos del Halloween que se incorporan a las ofrendas, este año vi algunas con calabacitas y murciélagos en el papel picado que se coloca en las ofrendas simbolizando el elemento aire´; también los disfraces llegaron a la festividad de Día de Muertos y vi a muchas "Catrinas".
La gestación en proceso impone que lo 100% mexicano sea una falacia.

Temas afines que se han publicado en este blog:

Related Posts with Thumbnails