.

Si antes no pasa otra cosa; para que Peña deje los Pinos faltan

¿Qué se va a acabar primero?

jueves, 18 de febrero de 2016

¿Ateo o creyente?

Se puede no creer en Dios sin ningún miedo y sin niguna herida, los verdaderos ateos llegan a esa condición precisamente a través de indagar sobre Dios.
Las características que la Teología le da a Dios son todas rebatibles y pulverizadas con el menor de los análisis. Según la Teología Dios es omnipresente, omnipotente y ominsciente, pero además es santo, esto es que carece de toda culpa y está lleno de bondad.
Es entonces cuando empiezan las preguntas y la Teología tiene que hacer retroceder a Dios: Si Dios es bueno y es omnipotente, entonces su poder debería terminar con el mal pero no lo hace; por lo tanto , o no puede o no quiere. Si no puede no es ominpotente, y si no quiere no es santo.
Hay dos respuestas para este planteamiento ateo, uno es el libre albedrío; Dios le da al ser humano la capacidad de decidir entre hacer el mal y hacer el bien; este argumento libera a Dios de culpa y le devuelve santidad, pero le quita la característica de ser omnipotente; si hay un ámbito (el libre albedrío), en el que Dios no puede hacer nada entonces no es omnipotente.
El otro argumento es que así como la oscuridad es la ausencia de la luz, el mal es la ausencia de Dios, pero la Teología había dicho que Dios es omnipresente, y si hay un ámbito (el mal) en el que Dios está ausente entonces no es omnipresente.
En fin, yo no sé si exista Dios con las características que le da la Teología o con la concepción que nos enseñan los textos sagrados en los que se basan las religiones.
Tal vez la conclusión de los ateos sea apresurada, repito, yo no lo sé, lo que sí sé es que para mucha gente es imprescindible la creencia en algo, yo soy una de esas personas, mucho tiempo intenté adherirme a la conclusión del ateísmo, pero la verdad es que en todo ese periodo fuí muy infeliz, si el ateo puede vivir feliz sin Dios, me parece bien.
Tal vez Dios no existe, pero existe el Universo y existimos nosotros, y a cada uno de nosotros se nos han otorgado dones (la vida, el amor, etc) por no sabemos quien, yo pienso que debemos disfrutar esos dones y agradecerlos siempre, pero ¿a quién? pues a la Vida, a la Naturaleza, al azar... yo no tengo ningún empacho en reunir esos tres conceptos en uno solo y llamarlo Dios y tal vez este Dios a quien le agradezco todos los días los dones que me ha dado sin pedirme nada a cambio (excepto tal vez que sea bueno) , no sea ni tan omnipotente, ni tan omnipresente ni tan omnisciente ni tan Ser Supremo, ni tan santo, pero concibiéndolo así lo siento más cercano que el Dios bíblico.

No hay comentarios.:

Temas afines que se han publicado en este blog:

Related Posts with Thumbnails