.

Si antes no pasa otra cosa; para que Peña deje los Pinos faltan

¿Qué se va a acabar primero?

domingo, 15 de febrero de 2015

El discípulo que retó a Sócrates

un cuentecillo que contó en clase un maestro de matemáticas en la secundaria: "Un discípulo de Sócrates le pidió que lo enseñara a luchar: entonces Sócrates le enseñó los movimientos de la lucha: Uno, dos, tres. El discípulo los practicó hasta alcanzar gran destreza, entonces retó a Sócrates, seguro que aunque empatados en conocimientos en la lucha, el joven superaría a Sócrates en fuerza y agilidad. Empezaron a luchar : uno, dos, tres... y Sócrates aplicó el movimiento cuatro y venció. ¡Trampa!, clamó el discípulo: Tú me dijiste que sólo habían tres movimientos. No es trampa, dijo Sócrates. el cuarto movimiento es el que solamente tú puedes encontrar pues es acorde con tu personalidad."

No hay comentarios.:

Temas afines que se han publicado en este blog:

Related Posts with Thumbnails