.

Si antes no pasa otra cosa; para que Peña deje los Pinos faltan

¿Qué se va a acabar primero?

viernes, 12 de diciembre de 2014

Del por qué, aunque sea legal, hay conflicto de intereses en la casa que Videgaray le compró a HIGA



Cuando México vivía bajo el régimen de partido único y era el PRI tal partido, muchos politólogos extranjeros que se interesaron en este fenómeno político se metían en un embrollado laberinto y no lograban sacar nada en claro porque no sacaban las narices de los documentos básicos del PRI, de la Constitución, de las leyes político-electorales, de los discursos, etc.

Quien con esas fuentes quiera entender la política en México está jodido. Para entender los usos y costumbres priistas que le permitieron ocupar la presidencia durante 70 años y las gubernaturas de muchos Estados de manera ininterrumpida hasta el día de hoy, se tiene que poner atención en las leyes no escritas con las que se rige la élite priista, o como el maestro Saúl Álvarez Mosqueda les llama: los Acuerdos de Alta Política.

Siempre recomiendo el libro del maestro Saúl, pero ahora, además te voy a recomendar que vuelvas a ver con mucha atención las dos primeras películas de El Padrino, pues ya lo dijo Michael Corleone: "el crimen y la política son la misma cosa"; y en la obra de Mario Puzo se revelan los usos y costumbres de la mafia italiana que en mucho se parecen a los de la mafia priista.

Durante el periodo de partido único se elaboraron muchos mitos para que la población se entretuviera jugando a las adivinanzas y no estorbara a las élites en la toma de decisiones importantes, por ejemplo en la Sucesión presidencial a la gente se le montaba el acto de ilusionismo del Tapado. La realidad era que el sucesor del Presidente ya se había dado a conocer a las élites seis años antes de las elecciones, es decir durante la campaña presidencial había dos candidatos, el que iba a ser votado en ese año y el que iba a ser votado en el sexenio siguiente y éste era el coordinador de campaña de el candidato.

Para el caso de l campaña de Peña, su coordinador de campaña fue Videgaray y será el candidato priista en 2018 si no se le atraviesa Osorio Chong.

Esto usos y costumbres priistas los conocen muy bien las élites empresariales. Ahora, te diré algo de la naturaleza política de las élites empresariales, son éstas las que en realidad designan al Presidente, en la Historia reciente de nuestro país puedes corroborarlo revisando la estructura de Amigos de Fox, y en 2006 recordarás de donde salió el financiamiento y protagonismo de la guerra de calumnias contra López Obrador; y el ejemplo más reciente lo tienes cuando, en 2007, falleció la primera esposa de Peña; en ese momento finos olfatos como el del maestro Lorenzo Meyer entendieron que Peña sería candidato del PRI en 2012 porque todos los periódicos de circulación nacional publicaron páginas completas con esquelas de condolencias para Peña de numerosos empresarios.

Se acusa a López Obrador de hacer campaña durante todo el sexenio porque se la pasa puebleando, pero Salinas hizo una campaña oculta durante dos sexenios entre los que, con su poder económico pueden colocar a su personero en Los Pinos. En 207 los empresarios ya sabían que Peña sería Presidente y se acercaban a él para congraciarse, como ahora se acercan a Videgaray para lo mismo.

Para negar el conflicto de intereses, Videgaray argumenta que el préstamo que le dio Hinojosa para comprarle una casa se realizó cuando todavía no era funcionario público; ¿era necesario que lo fuera para los entendidos de los usos y costumbres priistas? Dos meses antes de que Peña tomara posesión (hasta se le dice virtual Presidente), ya se sabía que Videgaray tendría una cartera importante en el gabinete, podríamos decir que era virtual funcionario público.


Te mencioné arriba El Padrino, éste gángster no escribía ni firmaba ante notario los acuerdos importantes, estos siempre eran no escritos y se cumplían a cabalidad. Cuando pedía un favor se colocaba un dedo en una sien y decía "no lo olvidaré", es decir "algún día te lo retribuiré" y cuando hacía un favor decía;" un día, y tal vez ese día nunca llegue, vendré a recordarte este favor", es decir "un día me lo retribuirás". Lo mismo ocurre en la política mexicana, así que no nos venga Videgaray con cuentos legaloides.

No hay comentarios.:

Temas afines que se han publicado en este blog:

Related Posts with Thumbnails