.

Si antes no pasa otra cosa; para que Peña deje los Pinos faltan

¿Qué se va a acabar primero?

martes, 19 de agosto de 2014

Soberbia y timidez

La soberbia tiene manifestaciones insospechadas. Por ejemplo: ¿creerías que una persona que se muestra tímida y que siempre le da pena de todo, en realidad es un descomunal soberbio?
El soberbio tiene una noción desorbitada de su importancia para el mundo, por lo tanto cree que todo lo que es, lo que hace, lo que dice, como lo dice, como se viste, etc., está bajo el atento escrutinio del resto de la humanidad, por eso todo le da pena, porque cree que es muy importante para los demás y su soberbia no le permite colocarse ni por un momento por debajo de nadie, aunque en realidad el resto de las personas ni lo miren, ni lo juzguen, ni les importe pues cada quien se ocupa de sus asuntos, no del soberbio.

En este ejemplo es claro que la soberbia tiene una cara oculta: el sentimiento de inferioridad. Pero hay otras manifestaciones de la soberbia en las que, aunque es evidente que se trata de soberbia, no es tan fácil descubrir el sentimiento de inferioridad. Por ejemplo en la vanidad, aunque de eso mejor hablo mañana.

No hay comentarios.:

Temas afines que se han publicado en este blog:

Related Posts with Thumbnails