.

Si antes no pasa otra cosa; para que Peña deje los Pinos faltan

¿Qué se va a acabar primero?

miércoles, 19 de septiembre de 2018

Recuerdo de 1985

Alguna vez que iba caminando por la calle en compañía de una persona, nos encontramos un perro muerto. Mi acompañante recordó que alguien le dijo que un humano muerto huele peor que un perro muerto, me preguntó si alguna vez había olido un muerto.
Entonces recordé que en 1985, por razones que no viene a cuento explicar, tenía que ir caminando de la Colonia Guerrero al mercado de Tepito y tenía que pasar por la glorieta de Reforma donde está la estatua de Cuitláhuac y desde allí podía percibir el olor de las personas que llevaban ya como una semana sepultadas bajo los escombros de los edificios colapsados de Tlatelolco. Sí había olido a humanos muertos, pero tal olor no me pareció nauseabundo sino más bien triste, muy triste.

No hay comentarios.:

Temas afines que se han publicado en este blog:

Related Posts with Thumbnails