.

Si antes no pasa otra cosa; para que Peña deje los Pinos faltan

¿Qué se va a acabar primero?

miércoles, 14 de septiembre de 2016

El Periquillo Sarniento. José Joaquín Fernández de Lizardi

El Periquillo Sarniento es una novela escrita por José Joaquín Fernández de Lizardi (a) El Pensador Mexicano. En esta novela, el autor hace la primera (supongo) descripción de el mexicano, adelantandose a Octavio Paz y a Samuel Ramos.

Cuando yo cursaba la secundaria, era uno de los libros del programa en materia como Literatura o Español, pero los tiempos cambiaron y por no sé que razón se sacó del programa esta obra artística para sustituirlo con libelos como "Juventud en extasis".

Es una obra llena de situaciones cómicas que hacen gozosa su lectura, pero la intención del autor, más que divertir es exponer una crítica de la sociedad de su tiempo.

Un aspecto curioso es conocer términos que se usaban en esa época y que han caído en desuso o que han cambiado su connotación; por ejemplo la palabra chichigua, de origen nahuatl y que designa a las nodrizas, pero que ahora no se usa con ese significado y que la comunidad gay la ha retomado en una connotación totalmente distinta.

Fernández de Lizardi ataca en esta obra aspectos de nuestro pais; te sorprenderá el triste hecho de que aun estén vigentes: el clasismo, la educación, la cárcel, la venalidad de las autoridades, en fin, dejemos que sea el propio José Joaquín Fernández de Lizardi (a) El Pensador Mexicano quien haga la descripción de su personaje y su obra:

"En México, señora, y en todo el mundo hay una porción de Periquillos a quienes puede ser más útil esta leyenda por la doctrina y la moral que encierra.

Don Pedro(el Periquillo Sarniento), además, escribió su vida en un estilo ni rastrero ni ufano; huye de hacer del sabio, y usa un estilo casero y familiar, que es el que usamos todos comunmente y con el que nos entendemos y damos a entender, con más facilidad; así, no omite muchas veces valerse de los dicharachos y refranes del vulgo, porque su fin fue escribir para todos.

Asimismo, suele usar la charla, para no hacer su obra demasiado seria y fastidiosa.

Este libro instruye por lo ojos. Pinta al hombre como es, y pinta los estragos del vicio y los premios de la virtud. Cuando leemos estos hechos nos parece que los estamos mirando, los retenemos en la memoria, los contamos a los amigos, citamos a los sujetos cuando se ofrece; nos acordamos de éste o del otro individuo de la historia luego que vemos a otro que se les parece, y de consiguiente nos podemos aprovechar de la instrucción que nos dio la anécdota."

No hay comentarios.:

Temas afines que se han publicado en este blog:

Related Posts with Thumbnails