.

Si antes no pasa otra cosa; para que Peña deje los Pinos faltan

¿Qué se va a acabar primero?

miércoles, 31 de agosto de 2016

Del linchamiento a Nicolás Alvarado

En su artículo "No me gusta Juanga (lo que le viene guango)", Nicolás Alvarado, explica, antes de dar la conclusión que ha servido para lincharlo en múltiples memes en las redes sociales, como llega a reconocer su clasismo. Copio:

"(...)contacté a José Luis Paredes Pacho, quien sabe de rigor intelectual pero también de idolatría pop(...)cuyos mensajes cito aquí: <>.

De ese clasismo que mencionó Paredes Pacho, Alvarado extrae los adjetivos que tanto han ofendido a muchos: lentejuelas nacas, histeria melodramática y elemental, sintaxis poco literaria e iletrada.

No he leido todos los ataques que ha recibido Alvarado, pero dudo que en alguno de ellos se refuten los adjetivos que tanto ofendieron.

Hace unos dias decía yo aquí que probablemente Juan Gabriel contribuyó a hacer de México un gramo más tolerante y respetuoso, pero la reacción contra Alvarado también nos indica que nos falta mucho para refutar con razones y argumentos y no con insultos a quien expresa algo con lo que no estamos de acuerdo.

Creo que la virulencia de la reacción colectiva contra Alvarado radica más bien en dos puntos: Uno es que se refiere a alguien que ya está muerto y eso en México es imperdonable; los muertos ya no pueden defenderse (aunque como lo dice el mismo Alvarado, al hoy difunto de todos modos le vendría guango en caso de estar vivo).

Y el otro punto es que se refiere al gusto de mucha gente. Los gustos de una persona son una buena parte de su ser y si a alguien se le dice que sus gustos son nacos, histéricos, melodramáticos, elementales e iletrados; pues no puede menos que estallar visceralmente.

Por último, tan clasista es el que usa la palabra naco para insultar como quien se ofende porque se la digan.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Entonces es clasista el negro que se enoja porque le dicen nigger?

Indio Cacama dijo...

en todo caso sería racismo, pero no caigamos en la falacia de llevar una aseveración sobre un caso a otro, puede ser que sea demasiado forzado y no por ello la aseveración deja de ser cierta.
Naco es término muy ambiguo, quien lo usa como insulto lo hace por clasismo, pero podría no tener receptor si a quien va dirigido no lo ha usado nunca como insulto por no considerarlo insulto, pero si se siente ofendido es porque también es clasista.
De todos modos quien lo usa se pone de pechito para que lo empiecen a revisar para ver si no incurre en una nacada, como el mismo Alvarado que después de calificar las lentejuelas de Juan Gabriel de nacas le hicieron notar sus gafas , su corte de pelo y sus corbatas de corazoncitos

Temas afines que se han publicado en este blog:

Related Posts with Thumbnails