.

Si antes no pasa otra cosa; para que Peña deje los Pinos faltan

¿Qué se va a acabar primero?

miércoles, 13 de julio de 2016

Cuando el aspecto de un chavo-ruco te mueva a risa, recuerda esta canción de Jethro Tull:



"El viejo rocanrolero usaba el pelo demasiado largo,
Usaba los pantalones demasiado estrechos.
Anticuado hasta lo último, tomaba su cerveza
demasiado clara.
La hebilla de calavera —sueños de ayer.
El ambiente cantinero profeta de la destrucción
Resonó sin producir cambio en sus costuras dobles,
En su melancolía infantil de posguerra.
Ahora él es muy viejo para rocanrolear
Pero es muy joven para morir.
Una vez tuvo una Harley Davidson y una Triumph
Bonneville
Contaba sus amigos por bujías quemadas.
Y juraba que siempre lo haría.
Pero él es el último de los pandilleros de sangre azul.
Todos sus amigos están haciendo tiempo.
Casados, con tres niños en el circuito.
Vendieron sus almas por completo
Y algunos tienen pequeños coches deportivos
Y se reúnen en el club de tenis.
Para beber el domingo, trabajan el lunes.
Ya tiraron sus zapatos de ante azul.
Ahora ellos son muy viejos para rocanrolear
Pero son muy jóvenes para morir.
Así, el viejo rocanrolero
Saca su moto
Para recorrer una milla
Antes de despedirse
Sobre la esquina Al by Scotch como acostumbraba
hacer.
Y mientras vuela —lágrimas en los ojos—
Sus palabras azotadas por el viento hacen eco
a su última toma,
Cuando alcanza el camino principal,
Más o menos a 120,
Sin dejar lugar para el freno.
Y era muy viejo para rocanrolear.
Y era muy joven para morir."

(Muy viejo para rocanrolear:muy joven para morir. Jethro Tull. Traducción de Claudia Aguirre Walls y Juan Villoro)

No hay comentarios.:

Temas afines que se han publicado en este blog:

Related Posts with Thumbnails