.

Si antes no pasa otra cosa; para que Peña deje los Pinos faltan

¿Qué se va a acabar primero?

miércoles, 2 de septiembre de 2015

Del mensaje de Peña

Peña llega a su tercer Informe de Gobierno con el bajísimo índice de aceptación del 34% entre la población encuestada y del 15% entre líderes de opinión. Esto se ha reflejado en su mensaje del día de hoy.

Empezó su discurso con tres líneas en las que reconoce que el malestar contra su Gobierno tiene su origen en asuntos como el caso Iguala, la casa blanca y la fuga del Chapo. En el borrador de su discurso tal vez redactó esas tres líneas en un tono más cínico: "Ash, ya sé por qué están enojados, es por lo de Iguala la casa blanca y el Chapo, ¿a poco no?"

Una vez mencionados esos, para él, incómodos temas, como para que no dijeramos que se hizo pato al respecto procedió a enterrar el asunto con el consejo retórico de Abraham Simpson: "confúndelos con cháchara"; con cháchara numérica por supuesto: hora y media de números sin ton ni son vinieran o no a cuento como el número de visitantes a la exposición en Bellas Artes de Leonardo y Miguel Ángel o a Teotihuacán, como si el interés de la gente por actividades culturales fuera un logro de su Gobierno.

Discurso lleno de trampas verbales como decir que se han aprehendido a 90 de los 120 criminales más buscados. ¿Cómo sabemos cuáles son los 120 más buscados?¿Cómo sabemos que los 90 realmente estaban incluídos en esa hipotética lista?

En su mensaje Peña se desentiende de los nulos resultados de las reformas y a contracorriente con la realidad sigue vendiéndolas con promesas que ya ni se ocupa de firmar ante notario.

Peña llega con bajísmo nivel de aceptación y para colmarle el plato, López Obrador encabeza las encuestas rumbo a la elección presidencial de 2018, por eso no podía menos que intentar volver asustarnos con el petate del muerto populista y cínicamente afirmar que no hay más camino que el suyo.

Toda propuesta alternativa al proyecto iniciado por Miguel De la Madrid en 1982 y continuado sin interrupción hasta el día de hoy recibe la descalificación de populista y para no llamarse a sí mismos neoliberales la élite gobernante se autollama "responsable".

Durante su discurso Peña hizo pasar como responsables, políticas populistas-asistencialistas-electoreras como la cruzada contra el hambre y la entrega de pantallas sin sudar siquiera por tan flagrante contradicción.

Peña promete inversiones en cultura y educación, ah pero no hay dinero y no queremos más impuestos ni endeudarnos, bueno, pues no se puede, pero sí "neoliberal" se cambia por "responsable" entonces podemos cambiar la palabra "deuda" por "financiamiento por FIBRAS" y asunto solucionado (ñaca ñaca).

Por último, para armar sus diez nuevas propuestas tuvo que echar mano de medidas ya anunciadas desde el año pasado.

No hay comentarios.:

Temas afines que se han publicado en este blog:

Related Posts with Thumbnails