.

Si antes no pasa otra cosa; para que Peña deje los Pinos faltan

¿Qué se va a acabar primero?

lunes, 15 de diciembre de 2014

Iguala. La Historia no oficial

Desde el día de la agresión a normalistas en Iguala surgieron muchas interrogantes y a cada nuevo dato que se aporta para esclarecer los hechos surgen más.
Desde siempre se ha sabido que para que los carteles (y protocarteles como Guerreros Unidos y los Rojos) puedan operar, necesitan de la protección y colaboración de las autoridades policíacas y políticas.
Según la relatoría que ha venido elaborando la Procuraduría General de la República, la orden de agredir a los normalistas partió de el alcalde Abarca y la razón de ello es que el creía que iban a boicotear el informe de su esposa. He aquí una de las primeras preguntas que no se han respondido ¿por qué creyó eso Abarca si los normalistas nunca fueron a lugar del informe y además desde que salieron de Ayotzinapa la policía federal los iba monitoreando?
Por cierto, cuando al Procurador se le preguntó acerca de la participación del ejército dijo ¡Qué bueno que no intervino porque lo hubieran hecho apoyando a la autoridad!" Y aquí hay otra pregunta que solo se responde con lo que anoté allá arriba: ¿Cómo es que Guerreros Unidos y los Rojos tienen tanto poder en una localidad con presencia de la Policía Federal y el Ejército?
A la versión de la Procu hay que añadir la participación de la Policía Federal y el Ejército que queda documentada en este reportaje publicado en Proceso

No hay comentarios.:

Temas afines que se han publicado en este blog:

Related Posts with Thumbnails