.

Si antes no pasa otra cosa; para que Peña deje los Pinos faltan

¿Qué se va a acabar primero?

jueves, 20 de noviembre de 2014

Lo que ví en el Paro Nacional por los 43 normalistas secuestrados de Ayotzinapa

Noto en esta semana a Peña más estridente, más altisonante y molesto que antes. Al movimiento de protesta por el secuestro de los 43 normalistas se le suma el asunto de la casitablanca-cancelación del contrato del tren a Queretaro, además que sus reformas no están trayendo las inversiones extranjeras que soñaba y que el precio internacional del petroleo se desploma, supongo que todo eso lo tienen de mal genio y no me alegro pero que bueno.

El deber de la población es impedir que la élite que la mal gobierna duerma bien, ese debe ser el objetivo, por ejemplo, de una jornada como la de hoy, que por lo pronto boicoteó el desfile militar por el Aniversario de la Revolución y obligó a Peña a encerrarse en el Campo Marte.

Las actividades de protesta empezaron desde tempranito, eran alrededor de las ocho de la mañana cuando los compañeros de la Prepa 7 (La Viga), se manifestaban en Fray Servando y Anillo de Circunvalación. No era propiamente un bloqueo, digamos que era un bloqueo parcial pues permitían el paso de vehículos por un carril. Después de manifestarse allí, me informaron, iban adesplazarse al Metro Merced para liberar torniquetes, ya no me quedé a acompañarlos en esa actividad.

La policía también empezó a trabajar temprano, en las esquinas del centro ya se veían grupos de personal uniformado, frente a los edificios públicos ya estaban colocadas barreras metálicas, aunquye éstas se veían más endebles que las que usualmente se colocan.

Seguí la jornada por los medios: al mediodía se reportaba el saqueo de una tienda en Chiapas y el incendio de otra: el desistimiento de un contingente de anarquistas en avenida Oceanía por tomar el aeropuerto ante la barrera de granaderos que tendrían que superar, pero la trifulca en avenida Zaragoza por otro grupo de anarquistas. Hpy más que nunca me parece una falacia el esgrimir el dolor de los padres de los normalistas secuestrados para justificar actos violentos durante la protesta: "¿Qué harias si fuera tu hijo, tu hermano, etc?" supongo que lo mismo que los padres de los normalistas: protestar pacíficamente, porque ninguno de ellos saqueó, ni incendió, ni agredrió policías. Creo que en la mente de las personas que expresan su indignación por los hchos de Iguala vistiendo de negro o poniendo un veladora en la banqueta están más presentes los 43 normalistas que en la mente de quien se desahoga de manera violenta.

A las seis en Tlatelolco, frío y lluvia eran insuficientes para apagar la energía social allí concentrada.

No hay comentarios.:

Temas afines que se han publicado en este blog:

Related Posts with Thumbnails