.

Si antes no pasa otra cosa; para que Peña deje los Pinos faltan

¿Qué se va a acabar primero?

miércoles, 5 de noviembre de 2014

ideas y sentir sobre Ayotzinapa en los taxis.

Conversar con taxistas puede ser una forma de pulsar el sentir general de la gente y al mismo tiempo echar a rodar una que otra idea u opinión...
Por ejemplo, en el taxi que abordé ayer la radio daba cuenta de la aprehensión de los Macbeth (cajúm), quise decir de los Abarca y el taxista, un señor de edad avanzada comentó: "No deberían de llevarlos a la cárcel, deberían hacerlos cachitos de una vez..."
Me parece que ese es el sentir generalizado, el de ira y deseo de venganza más que de justicia. Lo que me parece lamentable es que tal sentir coincide con la mentalidad de los sicarios de Iguala y de los militares en Tlatlaya: "¿para que los presentamos ante un juez? Mejor los matamos deunvez" O como diría Porfirio Díaz: "Mátalos en caliente". Que los criminales dentro y fuera del gobierno (o revueltos y campechaneados como al parecer están) piensen así es lo esperable, pero que la gente común también lo haga está de la chingada porque al hacerlo eliminamos la gran diferencia entre la gente común y los criminales.
Mi respuesta al taxista fue: Yo creo que la cárcel es un castigo más severo que la muerte- ¿Usted cree?- preguntó el taxista- Sí- reafirmé.
El taxista con el que conversé hoy se quejó del tránsito, culpó a la marcha de hoy (a la que le faltaban como ocho horas para empezar), y terminó su queja con. "Si ya agarraron a los dizque culpables ¿qué más quieren?"
Mi respuesta lógica fue: la demanda es que encuentren a los normalistas, y las protestas son la única forma como se mueve el gobierno porque solamente presionado actúa; de hecho gracias a la presión fue que se capturó a los Abarca, de otra manera se hubieran pelado como tantos otros lo han hecho. Por ejemplo las fosas que se encontraron llenas de cadáveres y que sin la presión nunca se hubieran encontrado porque nadie pegó de gritos en la calle para exigir que los buscaran.
Ese fue el sentir que pude pulsar y esas fueron las ideas que eché a rodar, pero me quedé con una inquietud: El movimiento de protesta para exigir la localización de los normalistas ha liberado una formidable energía social que sería una lástima que se desvaneciera como puede suceder si encuentran a los normalistas o también si pasan los meses y no los encuentran. Sería una lástima que toda esa fuerza social se desactivara cuando se vienen días aciagos para México y se necesitará presentar la cara cuando las empresas petroleras empiecen a dañar el ambiente y a violar los derechos humanos de las comunidades de México (por ejemplo)

No hay comentarios.:

Temas afines que se han publicado en este blog:

Related Posts with Thumbnails