.

Si antes no pasa otra cosa; para que Peña deje los Pinos faltan

¿Qué se va a acabar primero?

martes, 14 de octubre de 2014

Lo dicho, el pueblo prefiere un mal gobierno a que no haya gobierno.

Los individuos prefieren que alguien esté al mando para evitar que unos a otros se maten, cuando alguien está a cargo solamente hay que cuidarse de uno y no de todos. Por eso peor que un mal gobierno es que no haya gobierno. Lo más elemental es dejar el mando al más fuerte, o al más sobresaliente en las tareas importantes para la comunidad; después de ese criterio sigue el de mayor conocimiento, en las comunidades más primitivas lo son los viejos; la estructura se parece a la estructura familiar porque allí los que están al mando son los padres, es decir los más fuertes y los de más conocimiento. Con el desarrollo de las comunidades humanas, los viejos fueron sustituidos por los guerreros de más arrojo y los ancianos se transformaron en consejeros y sacerdotes.
Esto me recuerda dos hechos históricos; uno es el caso de Iván el Terrible, zar de Rusia que por sus des desmanes tiránicos fue depuesto, pero después de un tiempo sus ex súbditos le rogaron que regresara a gobernarlos. El segundo hecho histórico es el de Antonio López de Santa Anna, dictador depuesto por los mexicanos y vuelto a poner por los mismos una y otra vez. Lo dicho, el pueblo prefiere un mal gobierno a que no haya gobierno.

No hay comentarios.:

Temas afines que se han publicado en este blog:

Related Posts with Thumbnails