que ni qué

que ni qué

Si antes no pasa otra cosa; para que Peña deje los Pinos faltan

¿Qué es lo mejor para México?

martes, 8 de marzo de 2011

¿naturaleza femenina vs equidad de género?

Tengo la impresión que en la lucha por la equidad de géneros pronto nos hemos de dar de cabeza contra la Naturaleza. En las últimas décadas se ha estado investigando acerca de las diferencias reales entre hombres y mujeres y se han encontrado curiosos detalles en el cerebro que hacen a un género más apto para unas tareas que al otro; también se ha encontrado que las diferencias en estructura óseo-muscular que distribuyen las habilidades de forma diferneciada entre los géneros.

Todo eso se ha investigado, pero apenas se está abordando de manera tímida una serie de aspectos en la naturaleza humana que seguramente pondrán una frontera en la equidad de géneros. Esos aspectos apenas los notamos pero existen, por ejemplo ¿por qué nos horroriza tanto la violencia contra las mujeres y el feminicidio? Porque hay en la naturaleza humana una adaptación evolutiva que hace instintiva la noción de identificar a la mujer con la maternidad y a la maternidad con un bebé; es decir agredir a una mujer es agredir a un posible bebé y asesinarla es asesinar la posibilidad de la especie de reproducirse.
Pero donde yo creo que la lucha por la equidad de género se topará con un gran escollo para sortear será en la naturaleza femenina que le hace seleccionar como pareja a hombres que si bien tendrían el potencial de ser buenos protectores por ser fuertes y acometedores , muchas veces esas cualidades se vuelven en contra de la mujer pues resulta que el hombre que las posee es también un macho agresivo y controlador.

Los parámetros que la mujeres usan para seleccionar pareja, paradójicamente, dejan fuera a los hombres que tienen el potencial de ser parejas solidarias y proclives a la equidad de género dentro del matrimonio, pues no pasan las pruebas que la mujeres les imponen como son las peticiones, los favorcillos, los cambios de planes a última hora; las mujeres esperan que su pretendiente defienda su punto, pero un hombre proclive a la equidad de género accede y reprueba el exámen, un machista impone su punto y aprueba, el machista se reproduce y el solidario solitario se queda.

Recomiendo los artículos que aparecen en este Enlace

4 comentarios:

Eleutheria Lekona dijo...

Supongo que la preservación de la especie es más prioritaria que la felicidad de las mujeres. A veces pienso que la Naturaleza también se equivoca y que es estúpida; su razón –la razón de la Naturaleza- se opone a cierta razón humana o, incluso, actúa contra ella misma (contra la misma humanidad). Como sea, tal vez es el fenómeno éste por el cual el crecimiento exponencial de las plagas –la humana- se auto regula solo: la mujer al elegir al llamado macho alfa consigue al mejor esperma y se hace del hombre proveedor –el que la mantiene, la alimenta, le paga las cuentas (perdón, pero eso en sí mismo es algo que rechazo al menos para mí)-, entonces le asegura a su estirpe la supervivencia; lo que no asegura es –quizá- su supervivencia misma –la de la mujer. El macho alfa, al parecer, está destinado a la satisfacción de varios mujeres, varias de ellas no soportarán tal abandono –la mujer que se supedita al reconocimiento de su hombre-, unas, incluso, se suicidan. Esas muertes, supongo, equilibran en algo el crecimiento denodado de la especie a causa de la eficiencia del macho alfa y de las mujeres que saben elegirlo y atraparlo: una especie de inteligencia que no a todas nos interesa poseer porque quizá priorizamos otras (lo cual no excluye la capacidad de amar con el propósito de dar de sí y recibir de otros; bueno).

Empiezo a entender que la capacidad volitiva en la especie se supedita a su naturaleza y a su preservación; los volitivos, en ese sentido, resultan ser bastante aptos.

Y, a pesar de todo, tú sabes, la cultura (saberes, pensamiento, etc.) no sólo modifica al ambiente, sino al hombre mismo.

Nos hallamos en este punto, me atormenta no poder estar aquí los próximos siglos a fin de presenciar lo que habrá de ocurrir –y sólo para eso- en este particular asunto.

CONCLUSIÓN: Yo tal vez, en vez de haber intitulado a tu post ¿naturaleza femenina vs. equidad de género?, lo habría simplemente intitulado, ¿naturaleza (incluyendo a las femenina y masculina) vs. equidad de género?

Saludos…

Eleutheria Lekona dijo...

Pero quizá es una implicación doble: razón natural que actúa contra la razón humana y razón humana –también estúpida y necia, a veces- que actúa contra la razón natural.

El Indio Cacama dijo...

jé, de hecho ése iba a ser el título, pero recordé un post anterior sobre el mismo tema en el que recibí un comentario que decía que la Naturaleza no era machista y consideré que había que ser más específico.

Eleutheria Lekona dijo...

Bueno, sólo espero no haber sido yo quien te dejara tal comentario (en realidad, no importa).

Saludos :]

Temas afines que se han publicado en este blog:

Related Posts with Thumbnails